La asociación Niños en Alegría (NEA) fue constituida en 2003 con el claro objetivo de mejorar las condiciones de escuelas primarias en la ciudad de Acapulco Guerrero para que sus alumnos se desarrollen en espacios seguros. En este mismo año, se obtuvo la autorización para recibir donativos deducibles de impuestos, que permitió realizar un evento temático de recaudación de fondos y solicitar donativos a diferentes empresas para obtener los recursos suficientes para iniciar con su labor.

En el 2004 se realizó el primer proyecto de NEA, la remodelación y equipamiento de un edificio que alberga dos escuelas primarias, beneficiando con esto a más de 500 alumnos. Ese mismo año se gestionó la participación de 2 niñas de Acapulco en un campamento de verano en Segovia, España y 4 estudiantes más en 2005, consolidando con esto el segundo proyecto de NEA.

Desde 2006 NEA ha reconstruido y equipado escuelas primarias en seis municipios del Estado de Guerrero en zonas vulnerables en donde la mayor parte de la población vive en situación de pobreza. Es por esto, que durante 8 años se donaron mochilas y útiles escolares a todos los estudiantes de las escuelas que se reconstruyen.

Otra de las situaciones que se presentaba era que un alto porcentaje de la niñez en edad escolar no asistía por la falta de documentación personal, es por esto que en se operó un programa que consistía en un acompañamiento con las familias para gestionar ante las autoridades competentes los documentos, como el acta de nacimiento, para poder inscribir a sus hijos o en su caso solicitar una beca de apoyo económico.

Uno de los factores más relevantes para el cumplimiento de los aprendizajes esperados en los estudiantes es la calidad de los docentes. La mayor parte de los docentes en el Estado de Guerrero no cuenta con la formación suficiente y adecuada para desempeñar eficientemente su trabajo. Por lo que desde 2017 NEA operar un programa de formación a los docentes el cual busca desarrollar habilidades pedagógicas y tecnológicas.

Actualmente NEA opera sus programas en 94 escuelas en tres líneas estratégicas: 1. Infraestructura y equipamiento, 2. Formación docente 3. Acompañamiento estudiantil, contribuyendo así al objetivo 4 “Educación de Calidad” de la agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.